Balonamno

Entrevista Juan Muñiz
14 Jul 2020

 

“ESTE AÑO LA AFICIÓN SE VA A DIVERTIR, PERO EN EL BANQUILLO SEGURO QUE SUFRIREMOS”

Juan Muñiz considera que el Oviedo y el Soria son “dos plantillas totalmente profesionales, pero trataremos de ponerles en aprietos y pelear por el play off de ascenso”.

El entrenador de Cafés Toscaf Atlética Avilesina considera imprescindible “hacer la pretemporada en La Magdalena para evitar lesiones de gravedad. En siete años hemos hecho sólo una temporada la preparación en ella y fue el único año sin lesiones graves”.

 

Es socio de la Atlética Avilesina desde el día que nació hace ya 58 años. Salvo dos cortos paréntesis siempre ha estado ligado al banquillo del primer equipo de la entidad y está considerado una autoridad en el balonmano regional, a la vez que respetado en el nacional. Juan Manuel Muñiz Cuervo Arango se enfrenta a una temporada ilusionante en la que promete emoción y diversión a partes iguales, sin olvidarse de mirar a las primeras posiciones, algo complicado, pero nunca imposible.

-Otra temporada como entrenador del Cafés Toscaf Atlética, ¿cuál es el aliciente?

-Tengo muchas ganas de empezar este año porque vamos a tener que cambiar muchas cosas. Vamos a ser un equipo muy joven, con gente que nos hará cambiar el juego de ataque, contraataque y todo. Hay muchas temporadas en las que te cuesta empezar, pero en esta no, hemos parado en marzo y el aliciente es ver un equipo con jugadores jóvenes muy comprometidos y unos veteranos que te piden volver y pensar en la fase de ascenso de hace dos años como referencia. Va a ser un buen vestuario y con ganas de trabajar.

-Habla de la fase de ascenso, sirvió de enganche otra vez de la gente de Avilés al balonmano, ¿el objetivo es repescar a todo ese balonmano dormido en la ciudad?

-Fue una auténtica barbaridad. Desde fuera fue emocionante y emotiva, desde dentro fue un espectáculo. El año pasado nos pasó factura la fase de ascenso porque nos presionó en exceso y tenemos que ser claros y no vender motos. Es cierto que salió muy bien, deportivamente que quedásemos segundos no lo esperábamos, pensábamos ser cuartos. Ver La Magdalena llena es una cosa preciosa. Hay que reconocerle al club que hizo las cosas muy bien. Pero parece que han pasado diez años y no hay que mirar mucho atrás, fue una época muy bonita, pero solo nos vale para intentar repetirlo.

-Diez años no, solo una temporada, pero en lo que sí ha habido muchos cambios en los últimos diez años es en el balonmano. Por Avilés han pasado jugadores que llegaron a Asobal y ahora tienes otro tipo de jugadores, pero también el estilo de juego es distinto, ¿le ha costado mucho reciclarse?

-En cuatro años el balonmano ha cambiado una barbaridad, pero a nosotros no nos ha costado en exceso. Nuestra filosofía de equipo y de club continúa siendo la misma y sigue estando en contar con gente joven y trabajar mucho. Sí nos ha costado amoldarnos a las nuevas reglas ya que éramos un equipo de mucho contacto y más agresivo en el plano defensivo y hemos pasado a ser más de disuasión y de robar el balón; hemos pasado a ser un equipo controlaba el ritmo de juego y perdía pocos balones a ser más rápido, y eso implica errores. Y el año que viene vamos a cambiar muchísimo más.

 

“SOMOS UN EQUIPO SIN MUCHO LANZAMIENTO, ASÍ QUE TENDREMOS QUE CORRER Y DEFENDER MUY ABIERTOS”

 

-¿Qué equipo se podrá ver o es un secreto?

-(Ríe). Seguramente vamos a ver a un equipo defensivamente mucho más abierto con un sistema 5-1 o 3-2-1 y vamos a correr al contraataque. Aprovechar nuestras fortalezas. Somos un equipo sin mucho lanzamiento, pero sí que podemos jugar muy rápido, lo que conlleva errores y trataremos de minimizarlos. No va a tener nada que ver el equipo de este año con el del año que viene, ya que hemos perdido referencias defensivas como Veleda, Coke o Cristian y eso nos hace tener que cambiar toda la mentalidad. Nos vamos a divertir más, seguro, será más bonito para el espectador y en el banquillo lo pasaremos peor casi seguro.

-Tres puntales defensivos que se van, ¿cómo afecta eso a la hora de fichar jugadores cuando el Toscaf Atlética no paga a sus jugadores y se juega por amor al balonmano?

-Díficil, por eso es fundamental potenciar la cantera. El trabajo del Bosco y del Quirinal es fundamental. Este año vamos a tener un equipo en Segunda, dos juveniles… No podemos fichar jugadores de fuera, solo llegamos a aquellos jugadores que quieran venir a jugar con nosotros. Solo vendemos trabajo, ilusión, diversión y ser un equipo competitivo. Sólo queda trabajar con gente joven y de casa, es la seña de identidad de este club. Con 18, 19 o 20 años tienen que dar un paso adelante en lugar de esperar dos años por ellos.

-Rubio, Silvino, Puig…

-Tedders, Rubén… Son muchos jugadores. Los jugadores un poco veteranos como Costoya, Adrián…

-Veteranos con 25 años.

-Sí. Aitor, Víctor, Pablo son jugadores con experiencia en Primera. Los otros tienen que adquirirla y no tenemos tiempo, tenemos que exigirles ya. Tenemos una portería muy joven y tienen que asumir con 20 años ser porteros de un equipo de Primera, porque tienen mucha calidad, pero no han tenido esa responsabilidad. Aquí tenemos que sumar todos porque como se quede uno a atrás estamos muertos.

-Formar jugadores para que con 27 años venga el equipo asturiano de turno, porque suele ser siempre asturiano, y con dinero se los lleva, ¿es frustrante?

-Nosotros estamos muy orgullosos de los jugadores que llevan cinco o seis años con nosotros como Aitor, Víctor Tejerina, Costoya, Monchu, Pablo (seguro que se me queda alguno) a los que todos los años llaman de otros clubes y dicen que no. Incluso alguno de ellos con mucho dinero encima de la mesa y juegan en Avilés gratis en un ambiente que les aprecia y en el que se sienten cómodos. Dicen que mimamos mucho a nuestros jugadores y estamos orgullosos de ellos. Es lo que tienen que mamar los jóvenes, este es nuestro proyecto.

 

“HACER LA PRETEMPORADA EN LA MAGDALENA ES INDISPENSABLE PARA EVITAR LESIONES. ES UN TEMA DE SALUD QUE TODO EL MUNDO DEBERÍA COMPRENDER”

 

– Llevan muchos meses parados y todos los años en los inicios tienen el problema de no poder utilizar La Magdalena por vacaciones, ¿tan importante?

-Es fundamental. Hay una cosa que no entiendo que no se comprenda. Somos un deporte de contacto y no entiendo que no se vea que nuestro trabajo físico de fuerza de la pretemporada marca todo el ejercicio evitando lesiones. En los últimos siete años solo entrenamos uno en pretemporada en La Magdalena y casualmente fue el único año sin ninguna lesión grave. En deporte las coincidencias no existen. Si haces un buen trabajo las cosas pueden salir mal, pero van a salir mejor que si no lo haces. Hay que trabajar la fuerza en pretemporada pero este año más todavía porque los jugadores llegarán con cinco meses sin ese trabajo. Si no entrenamos en La Magdalena, que es donde hay un gimnasio y una cancha y se puede trabajar todo de forma conjunta, dudo mucho que podamos empezar la temporada a un nivel óptimo de preparación porque arriesgo a mis jugadores a lesiones graves. Y no entiendo que no se comprenda por parte de alguien que esté en el mundo del deporte.

-Es salud, pero ¿tan importante es una pretemporada?

-La pretemporada no te hace ganar partidos, pero te hace no tener lesiones, sobre todo no tener lesiones graves. Es fácil tener una lesión de rodilla porque la musculatura del cuádriceps no es la óptima. Esto no es cuestión de cabezonería, ni de no querer llevar el material no sé dónde, ni siquiera de la pista. Es el trabajo de fuerza. El trabajo con barras y con discos de peso estaba bien para hace cincuenta años, ahora se trabaja de otra forma. Y por eso empezamos con un hándicap de veinte días de trabajo.

-Hablemos de los rivales. Tal y como está la situación económica, ¿cómo pueden quedar algunos equipos y las posibilidades de fase de ascenso?

-Ahora mismo es una incógnita porque no sabemos lo que ha fichado cada equipo, sí sabemos que hay dos clubes que apuestan por ascender y que tienen plantillas profesionales. Son el Base Oviedo, que yo creo que en enero tendrá certificada la fase de ascenso, y Soria, que también está apostando por ello. Ambos están muy por encima. Santoña es uno de los equipos que ha bajado, pero que tiene equipo para estar en la zona alta. Creo que los equipos asturianos estamos todos muy parecidos y los cuatro podemos intentar desbancar a Soria y Oviedo que están fuera de concurso.

-Cuatro equipos asturianos más Oviedo. Muy bonito para la categoría, pero para hacer una plantilla tiene que ser un rompecabezas.

-Hay un lado positivo que es que hay más derbis, que tienes más impacto social en la prensa, gente de ambos equipos que se moverán viendo este deporte y está bien, pero luego está en que no hay tanta gente de nivel alto para formar cinco equipos. Es algo que llama la atención fuera de aquí, que cómo puede ser una comunidad como la nuestra con cinco equipos en Primera y siempre peleando ahí. Para crecer es un problema.

 

“HAY JUGADORES QUE CON MUCHO DINERO ENCIMA DE LA MESA PARA IRSE HAN PREFERIDO QUEDARSE Y ESO HABLA MUY BIEN DEL PROYECTO Y DEL TRATO DE ESTE CLUB”.

 

-Pues el Cafés Toscaf Atlética ha fichado a Samuel y era una pieza codiciada en el mercado, ¿qué puede a aportar al equipo?

-Samu para mí es un jugador excepcional, puede jugar lo que él quiera. Es un buen defensor y puede estar en la primera línea en un momento determinado y más teniendo en cuenta que no tenemos zurdo para jugar en el lateral. Se trata de un jugador con experiencia, viene de Soria, que era segundo para disputar la fase de ascenso cuando se paró la Liga. El puesto de Murias lo tenemos muy bien cubierto con Samuel y es un jugador de la casa, salido del Bosco y que queríamos recuperar. Encaja muy bien en nuestra filosofía.

-¿Qué se le vende a un jugador que no va a cobrar frente a equipos que sí se lo ofrecen?

-Ilusión, trabajo, viajar dignamente… Todo el mundo que viene con nosotros sabe que aquí se trabaja mucho, como mínimo igual que los demás.

-Hace años había jugadores que fichaban por la Atlética para trabajar con “Juanín”, ¿continúa pasando?

-No lo sé (ríe). Eso habrá que preguntárselo a ellos. Me imagino que alguno se marchará porque no quiere trabajar conmigo. Estoy encantado con mis jugadores. Algunos llevan muchos años conmigo y pese a que hay día con enfados y cabreos pues confío plenamente en ellos y los jóvenes están aprendiendo. Tenemos una mezcla de veteranos y jóvenes que nos puede venir muy bien. No sé si alguno viene porque estoy yo, pero yo estoy porque están ellos.

-Algún veterano que ya dejó el balonmano se queja de que ahora hay mucha palmadita y antes era más de broncas.

-Es cierto. Soy más abuelete. Nosotros exigimos muchísimo a nuestros jugadores en los entrenamientos, pero es importante que estén a gusto. Somos un equipo que entrena mucho y muy fuerte y a veces es importante medir el nivel de exigencia y sabemos cómo son nuestros jugadores. Ya sé que mis ex jugadores dicen que les doy palmaditas cuando fallan un lanzamiento y que a ellos no, pero luego dentro del vestuario y en los entrenamientos es distinto. Igual para afuera sí he cambiado, pero en el vestuario sigo siendo el mismo.

-¿Cómo se hace llegar eso para que se pueda jugar en una categoría superior?

-Aquí en Avilés es complicado. Tengo 58 años y llevo 54 escuchando lo mismo. El tema económico es muy difícil y más ahora cuando la prioridad no es el tema deportivo, pero cuando las cosas estaban bien tampoco era lo importante. Que llegue alguien con dinero y se pueda aspirar a algo más importante como División de Honor B y luego intentar dar un salto, ojalá, pero es complicado. Hay que estar ahí siempre. Estamos encantados con Toscaf, también es cierto, pero para estar más arriba se necesita más.

-La relación entre deporte y turismo y deporte y formación o educación igual no se entiende.

-En Asturias no, fuera de aquí sí. Si tienes un equipo en la élite es mucho más fácil que los jóvenes quieran hacer deporte y llegar a ese equipo. Es fácil de comprender, con todo lo que eso implica. Ahí tienes la formación y educación. También está demostrado el reembolso económico que implica tener a un equipo en una categoría alta. Hay estudios sobre ello. En Asturias ha habido otras prioridades por encima del deporte.

-Las ha vivido de todos los colores en el club, ¿cómo está ahora la Atlética Avilesina?

-Bien. Está trabajando bien. Creo que un club como la Atlética es muy difícil de llevar, muy difícil que sobreviva, que mantengamos cuatro secciones deportivas. Creo que somos de las pocas excepciones en España, donde todo el mundo va a un deporte único. Y creo que además es muy difícil porque Avilés tiene mucha oferta deportiva, pero estamos ahí, sobreviviendo, cada vez tenemos más masa social y creo que tanto el presidente como la junta directiva están haciendo un buen trabajo. Ojalá pudiéramos crecer y tener instalaciones propias que siempre ha sido nuestro mal endémico, pero con lo que tenemos se están haciendo milagros.

 

“JUGAMOS CON UNA CAMISETA DIFERENTE, PERO AHORA ATLÉTICA, BOSCO Y QUIRINAL SOMOS Y NOS SENTIMOS EL BALONMANO DE AVILÉS. ESO ES MUY IMPORTANTE”.

 

-¿Y más en concreto sobre el balonmano?

-Bien. Creo que este año hemos dado pasos importantes con el balonmano de la base. Tanto el Bosco como el Quirinal están haciendo un buen trabajo y lo importante es que todos veamos que somos lo mismo. Jugamos con una camiseta diferente, pero somos todos “balonmano de Avilés”. Esa unión es la que a medio plazo nos va a dar la posibilidad de dar el salto. Soy optimista. Igual hace dos o tres años era más complicado, pero ahora creo que tenemos mucho futuro.

-En eso es importante el cuerpo técnico que tienes en el primer equipo.

-Siempre he tenido muy buenos ayudantes, lo que creo que es fundamental. Guillermo y Pablo son importantes, muy importantes. Somos un buen grupo, tenemos muy buen “rollo”, entendemos el balonmano de la misma manera, cuando nos sentamos a planificar más o menos tenemos las mismas ideas. Así que trabajamos muy a gusto. Es determinante todo esto. Si vamos a estar peleándonos continuamente no tiene sentido.

-No pelearte, pero te llevarán la contraria a veces.

-Sí. Está claro. Ellos tienen libertad absoluta para decir lo que ven y lo que piensan y esa es parte de la confianza, intentar ver lo mejor del grupo. No soy un entrenador de hacer mucho caso, pero Guillermo es fundamental, igual que Chus cuando está en el banquillo. Seis ojos ven más que dos. En eso hemos mejorado también, es decir ha habido años sin segundo y es complicado de llevar. Tengo plena confianza en Guillermo y en Pablo en la preparación física.

> 

Usamos cookies para personalizar su experiencia. Si sigue navegando estará aceptando su uso. Más información

ACEPTAR